Tanto las grandes empresas como los pequeños emprendimientos, necesitan vender. Para ello, es indispensable contar con buen diseño web para impulsar el posicionamiento orgánico y, posteriormente, obtener buenos resultados a través de las campañas de marketing.

Por eso, la importancia de trabajar con una agencia de marketing digital. Esta, ayudará a conseguir dicha triangulación. Además, la estrategia será personalizada.

El proceso inicia con el diseño gráfico de la página web.  Dado que es fundamental para la generación de ventas.

El diseño más utilizado es el de e-commerce. Este tipo, se gestionan de forma sencilla y con funciones para promover las ventas online. El diseño de estas, por lo tanto, se realiza de forma que sea escalable, para poder ir incorporando más funciones a medida que las ventas van en progreso. Luego, se trabaja en el SEO y SEM.

El SEO mejora el posicionamiento orgánico dentro de los motores de búsqueda. Se hace a través del análisis de palabras claves, estudio de la competencia, etc. Así, se realizará una estrategia para cada cliente. Sin embargo, el objetivo principal es siempre posicionarse en los primeros lugares de los buscadores.

En cuanto al SEM, son campañas de marketing digital. Incluyen plataformas como: Google Ads, Google Shopping, Facebook ADS, Remarketing, Display o Merchant. Mediante este tipo de campañas, se pueden lograr ventas, visitas al sitio web, etc.

Por lo tanto, el éxito va a depender de un buen diseño web y de la posterior implementación de la estrategia de marketing digital.