Facebook tiene una de las plataformas de publicidad más productivas. Sus funciones son variadas y se actualizan. Por eso, es común cometer errores.

En esta nota, te contamos algunos para que evites hacerlo.

Equivocarte a la hora de elegir el objetivo

Cuando elegís el objetivo, Facebook optimiza tu campaña en función a dicha selección. Hay que pensar el objetivo antes de realizar la campaña.

Por ejemplo, si elegís el objetivo de alcance y tu campaña va a una landing, Facebook mostrará tus anuncios al mayor número de personas posibles y no sabrá que tu objetivo era que llenen un formulario. En este caso, el objetivo tendría que ser de conversión.

Hacer dos campañas dirigidas al mismo público

Si realizas dos campañas o grupos de anuncios con la misma segmentación, estos competirán. Es decir, pondrás dos anuncios diferentes en el mismo lugar. Lo que esto genera es que entres en competencia con vos mismo. El rendimiento será menor, los datos estarán divididos y perderás dinero.

No hay que dirigirse al mismo público con múltiples anuncios. Para ir al mismo público, te recomendamos que utilices audiencias personalizadas. Así, podés excluir los segmentos de tu audiencia en función de su interacción.

Tener una audiencia muy amplia

Cuando las audiencias son grandes, el clic es más caro. Es probable que tengas menos impresiones y una tasa de conversión baja. De este modo, tu audiencia solo perderá calidad.

Las audiencias grandes solo tienen sentido si es una campaña de branding.

Que la página de destino no esté personalizada

Cuando alguien hace clic en un anuncio, espera encontrar lo prometido. Las personas esperan ver la misma terminología, el mismo CTA y hasta las mismas imágenes que vieron en el anuncio. Si la direccionas a la home, es probable que no lo vean.

La calidad de la página de destino afecta la puntuación del anuncio. Esta, va del 1 al 10 e identifica como interactúa la audiencia con los anuncios. Si los usuarios clickean y rebotan, tendrás una puntuación de relevancia baja. Eso también bajará el número de impresiones.

La gente ve tus anuncios con mucha frecuencia

Si un anuncio aparece muchas veces ante un usuario, este pude cansarse y ocultarlo. Esto sucede cuando la audiencia es muy pequeña o el anuncio se muestra demasiadas veces.

Lo ideal sería que pongas en audiencias personalizadas a aquellas personas que ya interactuaron con el anuncio. Luego, excluir dichas audiencias de las campañas iniciales.

Otra opción es limitar la frecuencia. Esto si la campaña es de alcance. Así, limitarás la cantidad de veces que ven tu anuncio en un periodo de tiempo.

Es normal cometer errores. Lo importante es aprender de ellos para optimizar las campañas de acuerdo a tus objetivos y necesidades.